Tenerife ( Islas Canarias )

Vinos, golosinas y flores, un taller especial donde buscamos la armonía entre los aromas florales del vino, las flores naturales y nuestros recuerdos de la infancia a través de la regaliz y el sabor dulce de las pastillas de goma. Así se presentaba este increíble taller de catas de vinos al que tuve la oportunidad de asistir. Durante 3 horas descubrí el asombroso mundo del vino, sus sabores y aromas.

Tengo que admitir que no tengo ni idea de vinos, pero en La Casa del Vino (ubicada en el Sauzal, en Tenerife), que es el lugar en el que hice esta gran cata, me explicaron todo lo necesario para entender que el mundo del vino es fascinante, fue una experiencia única. Empezamos la cata degustando distintos tipos de flores, todas ellas naturales y comestibles, no os podéis ni imaginar la de flores que nos encontramos habitualmente en nuestro día a día y que se pueden comer, aunque algunas no las recomiendo porque son bastante amargas. Seguimos con tres vinos blancos diferentes, cada cual mejor que el anterior… Y continuamos con las golosinas, ¡en eso sí que soy un gran experto! Nubes, regaliz… Finalmente, terminamos con tres vinos tintos que, para no ser un gran entusiasta del tinto, tengo que reconocer que eran una delicia para el paladar… Con alguna foto se harán a la idea de mi experiencia. Are you ready?

Si te ha gustado este post, no te olvides de suscribirte al blog más abajo. También puedes seguirnos en las redes sociales, tanto en Facebook como en Instagram. Además, nos interesa tu opinión, puedes contarnos lo que quieras en los comentarios.